¿Lo consultas con tu almohada?

BLOG | 0 Comentarios

Dedicamos mucho tiempo a la elección de un colchón, pero, ¿es el mismo que cuando buscamos una almohada? Un descanso saludable y reparador también depende de la almohada con la que dormimos.

Algunas personas la consideran tan importante que no duermen sin ella estén dónde estén, ya que es un elemento muy personal, llevándola de viaje como fiel compañera.

Pasamos mucho tiempo durmiendo, por esta razón es fundamental que tanto el colchón como la almohada, base o sábanas sean de nuestro agrado y nos permitan tener un buen descanso.

Una buena elección a la hora de comprar almohada nos puede evitar:

  • Dolores de espalda, cuello y hombros.
  • Insomnio.
  • Problemas de respiración.
  • Estornudos.
  • Ronquidos.
  • Tener pesadillas.
  • Una mala circulación de la sangre.

Según ASOCAMA (Asociación Española de la Cama), si queremos acertar con la compra de una almohada, tiene que mantener la posición natural de nuestra columna.

La postura que adoptamos cuando dormimos y la complexión física son dos aspectos que debemos tener en cuenta a la hora de elegir una almohada.

¿Cuál es tu postura?

  • Boca arriba: La mejor almohada es la que tenga un grosor y una firmeza intermedia, ya que la parte de la cabeza que se apoya es la nuca y las cervicales necesitan reposar.
  • Boca abajo: La mejor almohada tiene que ser blanda y fina, debido a que si son demasiado duras dificultan nuestra respiración.
  • De lado: Si la almohada que compramos es muy dura, forzaremos el cuello y haremos que quede elevado. En cambio, si es demasiado blanda, el cuello caerá y la columna no estará alineada. Podemos decir que una almohada intermedia es la que necesitamos.

Existen diferentes materiales para la fabricación de una almohada:

  • Látex: Su textura es suave y agradable, proporcionan una gran sensación de confort y aportan transpirabilidad e higiene.
  • Fibra: Las almohadas de este material son frescas y transpirables. El aire circula por su interior y así la humedad se absorbe mejor, son una buena opción para aquellas personas que pasan mucho calor, además es posible lavarlas para una mejor higiene.
  • Viscoelástica: Su adaptación a la cabeza es perfecta, estas almohadas son termosensibles.

Y tú, ¿estás contento/a con tu compañera de sueños? 😴 descubre nuestro catálogo si quieres comprar almohada.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *