El descanso durante el embarazo

BLOG | 0 Comentarios

Si eres mamá y estás leyendo este post, a lo mejor sabes de qué estamos hablando, y es que el descanso durante el embarazo es algo muy importante.

En los meses de duración del embarazo se producen muchos cambios fisiológicos y hormonales, estos originan trastornos del sueño como sufrir de insomnio o tener una excesiva somnolencia a lo largo del día.

Se estima que aproximadamente un 70% de las mujeres gestantes padece algún trastorno del sueño.

En el primer trimestre, el cansancio y sueño son protagonistas ya que aumentan las ganas de dormir. La mujer se siente cansada y el propio cuerpo pide un descanso, además de tener cierto estrés emocional.

Por otro lado, durante las primeras semanas se forma la placenta y los principales órganos del bebé, esto hace que la mamá tenga un mayor consumo de energía.

Hay que intentar descansar lo máximo posible, cualquier momento es bueno y el cuerpo lo agradece. También, un poco de ejercicio físico y una dieta saludable nos ayudan a tener una mayor vitalidad, sin olvidarnos de la hidratación.

En el segundo trimestre, un alto porcentaje de las mujeres empiezan a sentirse mejor, la sensación de sueño es menor gracias a la adaptación del cambio hormonal.

El tercer trimestre es la recta final sintiendo al bebé cada vez más, si el descanso durante el embarazo es fundamental, en estos últimos tres meses es aún más importante, por este motivo es conveniente estar acostada del lado izquierdo y así que aumente la cantidad de sangre y nutrientes que llegan a la placenta, y por supuesto al bebé.

Por lo tanto, hay que intentar evitar dormir boca arriba o boca abajo ya que puede producir dolores de espalda, respiración, etc.

Además, si se hinchan los pies, es aconsejable dormir con las piernas más altas que el cuerpo, incluso mantener las piernas y rodillas dobladas con una almohada entre las piernas.

Cuanto más se aproxima la fecha de dar a luz, mayores son las preocupaciones provocando no poder conciliar el sueño, si queremos que esto no ocurra, es recomendable hacer ejercicio para ir a la cama más relajada, llevar a cabo una dieta sana, incluso la práctica de yoga prenatal, son algunas técnicas que nos pueden ayudar a relajarnos.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *